Alejandro Moreno se afianza en la dirigencia del PRI pese a restricciones del TEPJF

Política 10 de julio de 2024 Por BP Staff
38316-1-23_59_52

El presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, conocido como "Alito", está implementando una estrategia para mantenerse en la dirigencia del partido, desafiando las condiciones impuestas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Estas condiciones especificaban que su extensión de mandato hasta 2024 no debía implicar una reelección ni una permanencia indefinida en el cargo.

La Sala Superior del TEPJF emitió una sentencia el 26 de abril de 2023, permitiendo a Moreno quedarse un año más al frente del PRI. Esta medida excepcional fue adoptada para evitar una carga en la renovación de los órganos internos del partido justo antes del inicio del proceso electoral federal, similar a las decisiones tomadas con el PAN y Morena. Sin embargo, la sentencia fue clara en que esta extensión no debía interpretarse como una reelección.

“La modificación para que pueda concederse una prórroga lleva implícita la obligación a que, en su ejercicio, el Consejo Político Nacional dé continuidad a los preparativos para los procesos electorales. No implica, en sentido estricto, una reelección, menos una violación al principio de reelección, así como tampoco una permanencia indefinida, toda vez que se trata de un elemento temporal”, señaló la sentencia del TEPJF.

Ex dirigentes del PRI, como Dulce María Sauri, Miguel Ángel Osorio Chong, Claudia Ruiz Massieu y Pedro Joaquín Coldwell, han denunciado a Moreno por los cambios en los estatutos que amplían su dirigencia, considerándolos como un beneficio exclusivo para él. El Instituto Nacional Electoral (INE) anuló inicialmente estos cambios por no cumplir con los procesos establecidos en los estatutos del partido. No obstante, la Sala Superior del TEPJF validó la prórroga de un año, asegurando que era una medida excepcional para permitir que el PRI se concentrara en su organización interna rumbo a la elección presidencial.

Las cinco magistraturas que votaron a favor de la prórroga de un año destacaron que se trataba de una medida temporal, sin posibilidad de extensión más allá del proceso electoral federal de 2024. La sentencia subrayó la necesidad de respetar el principio de renovación periódica de los órganos internos del partido.

“Al tratarse de una facultad extraordinaria, la prórroga es temporal, no puede extenderse más allá del proceso electoral federal y no es válido extenderlo por causas distintas para respetar el principio de renovación periódica de sus órganos internos”, indicó la sentencia.

Ante los cambios aprobados recientemente por el PRI, las autoridades analizarán si estos van en contra de la advertencia del TEPJF. Ex dirigentes del PRI, como Dulce María Sauri, ya han anunciado su intención de impugnar estos cambios. El INE, a través de la Dirección de Prerrogativas y Partidos Políticos, será el primero en determinar la validez de estos cambios, y posteriormente, la Sala Superior del TEPJF tomará una decisión definitiva sobre si Alejandro Moreno puede buscar su reelección o no.

La situación en el PRI se torna cada vez más tensa a medida que se acercan las elecciones presidenciales, con una dirigencia cuestionada y un partido que busca consolidar su liderazgo interno en medio de estas controversias.

Te puede interesar